Woman photo created by wavebreakmedia_micro - www.freepik.com

El éxito del BlackRock ESG MSCI Mexico ETF & la OCDE hablando de ESG

Esta semana hacemos una pausa a nuestros ESG Development Heatmaps (los siguientes sectores vendrán la próxima semana) para compartir un par de cosas del mundo ESG que creemos valen la pena.

Gran éxito en el BlackRock ESG MSCI Mexico ET

La gran noticia ESG de la semana en México fue el artículo de Bloomberg que muestra que el nuevo ETF de ESG de BlackRock en México ha atraído US$460m en dinero nuevo, del cual 10% se fondeo con retiros del ETF principal de México (Naftrac) y el resto de nuevos recursos. (Leer artículo aquí)

El único problema es que el BlackRock ESG MSCI Mexico ETF se parece bastante al índice Naftrac existente. La mayoría de los 24 constituyentes están dentro de los 35 constituyentes del Naftrac y tienen ponderaciones similares. Algunas empresas incluso quizás estén incluidas con un peso más alto en el índice ESG que en el índice Naftrac porque tienen buena divulgación de temas de ESG, no necesariamente porque hagan mucho bien a la sociedad.

Sin duda que esta similitud en los índices refleja principalmente la falta de profundidad en el mercado mexicano, lo cual dificulta mucho la construcción de una cartera ESG con buena liquidez. Aún así, el progreso es progreso.

Las siguientes tablas demuestran las diferencias de ponderación de cada empresa entre los portafolios del BlackRock ESG MSCI Mexico ETF y el Naftrac, dividas por aquellas acciones que se han beneficiado y aquellas que se han perjudicado de esta migración reciente:

Como un recordatorio, los índices MSCI ESG toman como base un índice MSCI estándar (en este caso el MSCI Mexico Index) y luego optimizan la exposición a factores ESG, siempre manteniendo la diversificación sectorial y usando las calificaciones MSCI ESG. Esto básicamente se traduce en un índice de desempeño relativo dentro de cada sector que mantiene las limitaciones de liquidez que tiene el índice MSCI Mexico (es decir, deja fuera empresas con muy buenas políticas ESG pero con baja liquidez en sus acciones). Por lo tanto, esta metodología en un mercado con menos desarrollo ESG como lo es México, no garantiza que todos los constituyentes sean muy buenos en temas ESG. Para una descripción más detallada del índice subyacente al ETF de BlackRock ESG, pueden ir aquí.

Perspectivas empresariales y financieras de la OCDE 2020

Esta semana también queremos hablar brevemente sobre el OECD Business and Finance Outlook 2020 (que se puede leer aquí). Este reporte tiene casi 200 páginas y este año se centra en la inversión ESG. Si hay un reporte detallado sobre ESG que deberías leer en 2020, es este. Proporciona una mirada admirablemente honesta sobre el estado de la inversión e integración ESG; qué tan lejos ha llegado ESG, los desafíos futuros y qué se debe hacer para abordarlos.

El informe evalúa las prácticas actuales de ESG e identifica prioridades y acciones para alinear mejor las inversiones con un valor sostenible a largo plazo. En particular, el informe destaca la necesidad urgente de contar con datos más consistentes, comparables y verificables sobre el desempeño de ESG. Incluso la OCDE está confundida por todas las diferentes métricas y estándares que existen.

Algunos puntos clave del reporte:

+ No hay mucha evidencia de que los fondos ESG superen a los fondos estándar, ajustados al riesgo, pero los fondos ESG parecieron tener un mejor desempeño durante la pandemia de COVID-19.

+ El tamaño del mercado sostenible ha crecido aproximadamente un 30% desde 2016, alcanzando US$30 billones en activos totales en los cinco mercados más relevantes. La Unión Europea sigue liderando el total de activos invertidos comprometidos con inversiones sostenibles, alcanzando los US$14 billones, seguida de Estados Unidos con US$12 billones.

+ Pintar de verde el sistema financiero. Los estudios muestran que más de una calificadora de ESG tiene inconsistencias cuando se trata de la “E”: muchas veces, las empresas con puntajes totales altos también se correlacionan con un alto uso de energía no renovable, uso de agua, contaminación y generación de desechos, y / o alto grado de emisiones. A pesar de tener categorías de puntuación similares, persisten las inconsistencias en los criterios de medición entre las calificadoras.

+ Un reporte del BCE demuestra que para determinados niveles de desarrollo económico, desarrollo financiero y regulación medioambiental, las emisiones de CO2 per cápita son menores en las economías que dependen más de la renta variable del mercado de valores. Esto es el resultado de que los mercados de valores reasignan la inversión hacia sectores menos contaminantes de manera más eficaz que otros tipos de mercados financieros, y porque los mercados de valores también impulsan a los sectores intensivos en carbono que quedan a desarrollar e implementar tecnologías más ecológicas.

+ Las principales estrategias para integrar los criterios ESG en las inversiones son:

1) Exclusión o evasión: desinvertir o “cortar” a los sectores controversiales como las armas, el carbón, las apuestas y el tabaco.

2) Screening inclusivo o basado en normas: con frecuencia ocurre después del paso anterior; los inversionistas desarrollan un sistema de calificación o una escala del nivel ESG esperado y seleccionan a los mejores que superan ese promedio.

3) Enfoque best-in-class: Las “mejores” empresas dentro de los alcances y limitaciones de su sector. Por ejemplo, los productores de petróleo con las mejores prácticas y las emisiones más bajas.

+ ESG está impulsando las decisiones corporativas en términos de cuánto y a quién los bancos prestarán su dinero. Financiar operaciones con deuda será cada vez más difícil para las empresas sin políticas ESG. Los bancos deben mejorar su gestión de riesgos ESG.

+ Los gobiernos pueden mejorar los resultados de ESG al ser propietarios de grandes empresas y como inversionistas. Aproximadamente una cuarta parte de las empresas más grandes del mundo son de propiedad estatal y deberían predicar con el ejemplo.

+ Los inversionistas institucionales están integrando cada vez más factores ESG en sus decisiones. Dicho esto, muchos están confundidos por la gran cantidad de clasificaciones ESG, que a menudo conducen a distintas conclusiones y sesgos provenientes del auto-reporteo. Se necesitan datos y controles estandarizados que ayuden a generar confianza. Los conjuntos de datos externos podrían simplemente llevar a ejercicios de “palomeo” de requisitos.

+ Los desafíos en las inversiones ESG podrían socavar la confianza en las métricas ESG. Los reguladores y las autoridades deben mejorar la transparencia, la coherencia y la alineación con la materialidad y la claridad de las descripciones. Hay un largo camino por recorrer para decidir cuál es la mejor manera de auditar la información de ESG. Mientras esto vaya sucediendo, la inversión e integración ESG pueden hacer del mundo un lugar mejor y más seguro.

Espero esto haya sido de tu interés. Como siempre, si hay algo en lo que pudiéramos ayudar, o si hay un tema de ESG del cual quisieras saber más, por favor háznoslo saber.

Saludos,

Marimar

Socia, Miranda ESG

Contactos en Miranda Partners

Damian Fraser
Miranda Partners
damian.fraser@miranda-partners.com

Marimar Torreblanca
Miranda ESG
marimar.torreblanca@miranda-partners.com

| COMPARTE ESTE POST

Share on print
Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter