miranda-ra_covid

Asimilando las Desconcertantes Proyecciones del Covid-19 del Imperial College de Londres para México y Latinoamérica

Víctor M. Herrera.- A mediados de marzo del 2020 los líderes del mundo occidental estaban utilizando apresuradamente los modelos de transmisión del Reporte 9 del Imperial College de Londres para diseñar políticas públicas para contener el contagio Covid-19 dentro de sus fronteras. Dicho reporte incorporó los términos “distanciamiento social”, “mitigación” y “supresión” al léxico cotidiano para debatir las mejores estrategias para reducir el ritmo de infección.

Los países europeos, Corea del Sur y Japón empezaron a implementar pruebas de diagnóstico masivas para anticipar la dinámica del contagio y reducir el impacto en los sistemas de salud de sus propios países.  Mientras tanto, Estados Unidos, y más notablemente Latinoamérica se alejaban de las pruebas de diagnóstico.  Los motivos de tal renuencia a efectuar pruebas pueden ir desde una subestimación de los efectos de la pandemia por unas infraestructura de pruebas de diagnóstico insuficiente, hasta un deseo de limitar noticias negativas que pudieran tener un efecto político.  Lo anterior resultó en una gran subestimación de los casos reales que en algunos países ha generado una percepción que la epidemia no es tan seria como dicen los científicos.

Europa y Estados Unidos empiezan a ver la luz al final del túnel en la desaceleración del crecimiento de cssos gracias a las estrategias de distanciamiento social que se implementaron, mientras que en América Latina parece que empieza el ciclo doloroso de tener miles de pacientes infectados requiriendo atención médica de urgencia. La buena noticia es que el distanciamiento social SI funciona y entre más comprometida esté la población con dicho distanciamiento, habrá menos fallecimientos.

El Reporte 9 del Imperial College se hizo famoso y hacia finales de marzo, la institución publicó el Reporte 12 (con menor difusión), modelando el impacto que tendrían diferentes niveles de mitigación y supresión, al igual que proyectar el estrés sobre los sistemas de salud de 202 países y el número de fallecimientos bajo cada escenario. La base de datos del Reporte 12 provee información de gran valor para que los gobiernos planeen para la contención.  Este artículo sólo explora sólo algunos de los escenarios de las economías más grandes de América Latina.

También tenemos que tomar en cuenta que estos son modelos estadísticos que siguen diferentes metodologías, siendo tan buenos como las premisas que utilizan.  Los gobiernos y otras instituciones pueden contar con modelos que pueden o no ser precisos. Por ejemplo, el gobierno mexicano ha tenido gran cuidad en no divulgar sus proyecciones detalladas, pero ha mencionado que eventualmente el 67% de los 128 millones de habitantes del país eventualmente podría infectarse, resultando en 86 millones de portadores del virus que pudieran o no tener síntomas. Funcionarios gubernamentales también han dicho que aproximadamente 5% de la población infectada enfermaría de gravedad, y aproximadamente 2% de ese grupo eventualmente podría morir.  Otros funcionarios han mencionado que el virus tiene un índice de fatalidad de 0.6%.  Con estos números, uno puede inferir que están estimando uno rango de entre 26,000 y 86,000 defunciones. El número oficial de muertes era de 578 al 17 de abril.

El sector privado tampoco ha querido mencionar explícitamente sus proyecciones de muertes, pero en un estudio reciente preparado por TecSalud, del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey para el Consejo Coordinador Empresarial, los científicos calcularon que los casos que requerirían terapia intensiva podrían rondar entre los 129,000 y 501,000 casos, dependiendo del escenario. Calculan que se contaría con una disponibilidad de camas de terapia intensiva de entre 8,000 y 31,000 en distintos momentos de la pandemia.  La diferencia entre esos números probablemente resulte en fallecimientos, ya que le gente muy enferma no tendría cuidado médico adecuado.

Las enfermedades respiratorias tienen un costo muy alto en vidas humanas, y cada año miles de personas mueren a causa de la neumonía e influenza. En un mal año, los Estados Unidos pueden tener hasta 50,000 fallecimientos solamente por influenza.  En años recientes la influenza no ha sido muy agresiva en México, pero la neumonía si.  Esta tabla muestra los decesos por neumonía e influenza en México por los últimos cinco años (no han publicado 2019 todavía), pero la neumonía representa más del 90% de las muertes.  Esta tabla también provee una buena referencia para visualizar qué tan mortal es el Covid-19, y qué tan rápido se contagia. El 20 de marzo, los Estados Unidos había acumulado 200 muertes a causa del virus, mientras que un mes después pasaban los 41,000 fallecimientos.

Proyecciones del Imperial College de Londres

Primero recordemos lo que quiere decir R0 evitando la definición técnica: es el número promedio de personas que un individuo infectado puede contagiar. Los virus tienen distintos ritmos de reproducción, y los investigadores del Imperial College calculan que el R0 del Covid-19 oscila entre 2.4 y 3.3 (una persona puede infectar en promedio entre 2.4 y 3.3 personas más). Puesto que muchos países calculan que R0 sean entre 2.0 y 2.5, sólo incluimos el escenario de 2.4.

Hasta donde sabemos,  ningún país en la región ha implementado la estrategia de supresión todavía (reducir el R0 a menos de 1), no lo incluimos en las tablas, pero incorporamos el escenario de “Distanciamiento Social Mejorado para Personas Mayores” aplicable al supuesto de un R0 de 2.4.  Es importante recalcar que el Imperial College prepara sus proyecciones de contagios y fallecimiento dentro de un periodo de 250 días. 

El escenario de distanciamiento social es más probable, ya que varios países lo han implementado (algunos mejor que otros), y por eso lo sombreamos. Incluimos el escenario “Sin Mitigación” para demostrar que cientos de miles de vidas ya se han salvado tan sólo por haber hecho algo al respecto. También incorporamos el escenario de “Distanciamiento Social Mejorado para Personas Mayores” como un ejemplo que todavía se pueden llevar a cabo acciones para limitar la pérdida de vidas humanas.

Hay que aclarar que hay varios modelos epidemiológicos que están siendo utilizados, algunos más benevolentes que el de Imperial College. Un artículo reciente del Wall Street Journal (https://twitter.com/davidluhnow/status/1251174748135948289?s=12) habla del fuerte debate entre los epidemiólogos de profesión (lo cual no somos nosotros) acerca de las premisas y datos que se incorporan al modelo, dado lo novedoso del el Covid-19.  Así que los datos que siguen son ilustrativos, obtenidos del modelo de Imperial College, siendo extrapolaciones y no proyecciones, per se.

Los países anteriores afrontan la epidemia con notables diferencias. México no está preparado para recibir miles de pacientes en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) porque su inventario de UCI y ventiladores es muy limitado en comparación con la población del país. México ha tenido que apresurarse en adquirir todo lo posible en un momento en que el suministro es limitado, y en este preciso instante, los hospitales están comenzando a saturarse. Para empeorar las cosas, hay una alta tasa de infectados entre los médicos ya que no están suficientemente equipados para evitar el contagio.

Por otro lado, México cuenta con una población relativamente jóven, con sólo 7% de la población por arriba de los 65 años, comparado con 25% en países europeos. Además, un clima más templado podría ayudar a desacelerar el ritmo de contagio. Lo anterior pudiera reducir el R0. Hasta ahora con los números reportados, aparentemente el ritmo de contagio en México es más lento que en otros países en la misma etapa del contagio. Un limitado número de pruebas de diagnóstico pudiera estar distorsionando esta diferencia.

Brasil tiene una infraestructura de salud más desarrollada que la de México, sin embargo, su Presidente parece no tomar la pandemia lo suficientemente en serio y, además, el ha despedido al Ministro de Salud en el peor momento. Su geografía ha ayudado a disminuir la tasa de infección, pero su curva de contagio, aunque se desaceleró un poco, aún no se ha aplanado. Las pruebas son insuficientes para un país de más de 200 millones de habitantes.

Colombia sufrirá como todos los demás, pero tiene una mejor preparada infraestructura de salud que México y sus líderes implementaron un estricto distanciamiento social antes que otros. Le irá mejor. Su curva de contagio parece estar disminuyendo en este momento, pero aún no se está aplanando.

Argentina tiene uno de los mejores sistemas de salud públicos de la región y fue rápido en implementar el distanciamiento social. Aunque partes de la población no cooperaron mucho inicialmente, les está yendo un poco mejor que a Colombia.

Chile puede ser el país que mejor ha manejado la epidemia. Implementó medidas restrictivas como toques de queda en ciudades donde aparecieron casos de Covid-19. Aunque superan los 10,000 casos, solo reportan 133 muertes. Han realizado más pruebas que otros países de la región, y el bajo número de muertes refleja ese esfuerzo.

Como podemos ver, el mundo enfrenta un gran desafío para contener esta epidemia. Ya se ha detenido la economía mundial. Si el distanciamiento social se hace correctamente, como lo han hecho Alemania o Austria, el daño será temporal durante aproximadamente 4 a 6 semanas, aún cuando los efecrtos del distanciamiento social sean más duraderos, ya que algunas medidas continuarán siendo implementadas. Si se adopta un enfoque con medidas parciales o laxas, la crisis durará más, tanto desde el punto de vista económico como de salud. El 18 de abril marcó el día en que Austria comenzó su actividad después de un número relativamente bajo de 452 muertes y menos de 15,000 casos, de los cuales más de 10,000 ya se han recuperado. Su regreso a la vida normal será gradual y están realizando pruebas para saber si el contagio se ha erradicado o no. Como menciona el informe del Imperial College, es probable que surja otro brote de la enfermedad en el otoño, con suerte, de menor intensidad. Depende de cada país aumentar sus posibilidades de éxito con gobiernos y población remando en la misma dirección. Corea del Sur ya lo hizo bien.

 

Fuentes: 

Imperial College of London Report 9: https://www.imperial.ac.uk/media/imperial-college/medicine/sph/ide/gida-fellowships/Imperial-College-COVID19-NPI-modelling-16-03-2020.pdf

Imperial College of London Report 12: https://www.imperial.ac.uk/media/imperial-college/medicine/mrc-gida/2020-03-26-COVID19-Report-12.pdf

 ICL Report 12 Database: https://www.imperial.ac.uk/media/imperial-college/medicine/sph/ide/gida-fellowships/Imperial-College-COVID19-Global-unmitigated-mitigated-suppression-scenarios.xlsx

Impacto estimado del COVID-19 en México, Marco A Paz Pallet: https://www.ruizhealytimes.com/opinion-y-analisis/impacto-estimado-del-covid-19-en-mexi

Contactos en Miranda Partners

Damian Fraser
Miranda Partners
damian.fraser@miranda-partners.com

Víctor M. Herrera
Miranda RA
victor.herrera@miranda-ra.com

| COMPARTE ESTE POST